miércoles, mayo 17, 2006

A un paso de la gloria


Hoy, ante el Arsenal de Wenger, el mundo futbolístico podrá acabar de rendirse a los pies del nacimiento de un nuevo Dream Team. Puede que caigamos, que perdamos por penalti injusto o que simplemente el Arsenal sea mejor en el partido. Pero lo que está claro es que estamos ante un nuevo ciclo que llenará de éxitos la vitrina blaugrana. No lo duden.

Y lo pienso porqué hacía mucho tiempo que no veía a un grupo tan cohesionado, tan unido, tan a la par como ahora. Anteponen los éxitos de grupo ante los personales, compañerismo en el grupo (cómo se demuestra con Giuly, excluído del Mundial, o el lesionado Messi) y lo mejor: hambre de títulos.


Es por todo ésto que pienso que hoy podemos poner la guinda con una nueva Copa de Europa. Ojalá!
Sólo deseo y espero que nadie nos despierte de éste sueño tan bonito que, de bien seguro, durará unas cuantas temporadas más.

Ara i més que mai, visca el Barça!

jueves, mayo 04, 2006

Campeonamos!

Llegó lo que era de esperar. Un nuevo título de liga. El título de la consolidación de éste proyecto iniciado hace 3 años.

Sólo hace falta mirar cómo juega el Barça y cómo juegan los demás. Todo gracias a un hombre: Frank Rijjkard. Ex-jugador y gran conocedor de fútbol, ha sabido administrar al vestuario, anteponiéndose al equipo antes que las individualidades. De carácter tranquilo, ni creador de especulaciones ni alimentador de prensa con sus declaraciones.

No hay que olvidar al mejor Ronaldinho. Éste año puede ganar todo: Liga, Champions y Mundial, puede ser su año. Tampoco olvidaremos a los Puyol, Oleguer, Iniesta, Deco y Eto'o, que se han partido la espalda en cada partido.

Valdés es caso aparte y se merece todo y más. Criticado durante muchas fases del campeonato, a nadie le escapa que tenemos portero para años. Si, por fin. Cómo también sabemos que no irá al Mundial y dejará a Cañizares que juegue su último Mundial. Pero no duden que Valdés estará en el próximo.

Falta la guinda: la Champions League. Un título que puede llevar al Barça a los altares y certificar el cambio de ciclo en el fútbol europeo. Ojalá no acabe nunca, pero todo tiene su fin lamentablemente. De momento, disfrutemos.

Me ha gustado la portada del diario Marca: "Gana el fútbol, pierde el márketing". Sin palabras.

miércoles, abril 26, 2006

Hoy puede ser un gran día

Cómo diria la canción de Joan Manuel Serrat: "Hoy puede ser un gran día..."
La culerada, atentos a la pantalla. O quién haya conseguido alguna de las entradas, en el Camp Nou. 90 minutos y en París. Tan cerca, pero a la vez tan lejos. Las horas pasan lentamente. ¡¡Por dios, que alguién acelere ése reloj!!
Creo que el Barça saldrá ésta noche sin especular. Con el juego que sabe hacer. Con un Ronaldinho motivadísimo (Puede ganarlo todo éste año: Liga, Champions y Copa del Mundo), Giuly en racha y un Eto'o que quiere certificar que es el mejor delantero del mundo. Faltará nuestra perla Messi y nuestro cerebro Xavi. Éstos seguro que estarán en la gran final.

Mi primer pésame para un gran Villarreal, que ayer tuvo maniatado a un Arsenal muy especulativo con el resultado. Ni Henry fue Henry, ni Cesc rasco mucha bola. Aunque, éso si, jugo con mucho oficio. Pero su sueño acabó, para mí, en el partido de ida. Quizá con una plantilla más amplia, de más calidad, se pueda convertir en un nuevo "Valencia". En un equipo que sea capaz de, sin hacer un juego demasiado bonito, poder llegar lejos tanto en la Liga como en la Champions.

Mi otro pésame para Zidane. Pero un pésame para el mundo del fútbol, porque pierde a uno de los mejores cracks de la última decada. A muchos lo compararán con él, pero Zizou sólo habrá uno.

Por último, denunciar el desastre o desidia que existe en la directiva blaugrana con las entradas de la Final Four a Praga. No se puede tener al socio tan mal informado. Espero que con el fútbol no hagan lo mismo. Bueno, no pasará. Parece que a ésta Junta sólo le interese el fútbol.

Lo dicho, hoy puede ser un gran día..

lunes, abril 24, 2006

Dos días para un sueño

Después de tener la oportunidad de presenciar el partido entre el Espanyol y el Betis en el olímpico estadio de Montjuïc (aparte de culé, también soy un buen aficionado al fútbol), escucho a través de RAC-1, cómo se desarrollaban los acontecimientos en el Sánchez Pizjuán. Una tromba de agua covertía el campo en una auténtica piscina. Tras un par de horas haciendo el paripé, el árbitro decidió suspender un encuentro que ni Barça ni Sevilla querían jugar. Los dos pensaban en Europa. Normal.
El partido del miércoles será un todo o nada. De seguir soñando a volver a la realidad. Paris será otra historia.